Inicio

Las Jornadas de Torrelavega: unas Jornadas con solera

  • Imprimir

José Ángel Guedea Adiego

8º Dan de Judo - Árbitro Nacional - Maestro Entrenador Nacional

Las Jornadas de Torrelavega: unas Jornadas con solera

Ya han pasado 20 años, en que sentado junto a Raúl Merino en pleno agosto en la playa del Postiguet participando en un curso en Alicante, agobiados por el calor, Raúl comentaba que un curso como el de Alicante con otro clima, en el norte, sería ideal. 

Y comentaba la posibilidad de realizar un curso en la zona de Torrelavega.

Analizábamos pros y contras. Volvimos cada uno a nuestra casa, pero la cabeza de Raúl debió seguir rumiando el tema…

El caso es que un día de octubre se presentó con su amigo Fernando Méndez en Zaragoza para exponerme el tema. 

Me dijeron que lo habían estado pensando y que se iban a lanzar a la piscina. Que habían pensado en los primeros días de julio y que habían pensado que los profesores en esta ocasión fuéramos el maestro Le Berre y yo.

Desde la década de los 80, Raúl y yo asistíamos los diez primeros días de agosto al curso que en el Temple sur Lot impartía el maestro Le Berre. Además lo habíamos traído a Zaragoza en varias ocasiones por lo que teníamos relación  con él.

Me trataron de explicar la filosofía de las Jornadas. Judo en un ambiente fresco en la naturaleza, deporte y vida sana, unos días de vacaciones con Judo…

Yo tenía mis dudas de que el curso resultara. El maestro Le Berre, un técnico excepcional, pero quizá “algo antiguo”, y solo conocido por los más veteranos, y yo un entrenador de Zaragoza que sí, que en esa década de los 90 estaba consiguiendo con mis alumnos resultados…, pero nada más.

Les expuse mis inconvenientes y mis dudas, pero venían decididos a llevarlo a efecto.

Esto fue en octubre de 1999. 

El 29 de enero de 2000 se produjo mi accidente que me dejó unos meses fuera de circulación.

Cuando empecé a recuperar, seguro que el proyecto, el aliciente, la expectativa y la ilusión de participar en las Jornadas junto al maestro Le Berre, hicieron que saliera más rápido y que mi recuperación se aligerara.

Y con las ganas que todos pusimos, las Jornadas salieron adelante. El maestro no defraudó y yo hice lo que pude.

Fueron las primeras. Estaríamos unos sesenta y la disponibilidad y la buena voluntad que todos pusimos hizo que todo funcionara. 

Y año tras año Raúl y Fernando se han ido creciendo y así hasta hoy.

Y como dice Carlos Gardell en el tango “Volver”. “que veinte años no es nada…” en “veinte años que sí han sido algo”, han pasado por este evento:

2000: Jacques Le Berre - José Ángel Guedea

2001: Lee Young - Pedro Gracia

2002: Toshiyasu Uzawa - Héctor Rodríguez

2003: José Luís de Frutos - Miriam Blasco

2004: Shu Taira - Carlos Sotillo

2005: Shozo Fujii - José Ángel Guedea

2006: Anton Geesink - Macario García

2007: Alexander Jatskevich - José Manuel García

2008: Franco Capelletti - Felice Mariani

2009: Jeon Ki Young - Vicente Carratalá

2010: Isabel Fernández - Mike Swain

2011: Hirotaka Okada - Jacques Le Berre

2012: Lee Won Hee - Ángel Claveras

2013: Jimmy Pedro - José Alberto Valverde

2014: Choi Min ho - Fernando Blas

2015: Toshihiko Koga - Francisco Lorenzo

2016: Tadahiro Nomura - Vicente Rochela

2017: Kim Jae Bum - Ignacio Sanz Paz

2018: Tiago Camilo - Flavio Canto

Te pones a mirar la lista, y hay nombres que si no hubiera sido por estas Jornadas de Torrelavega, nunca hubiéramos conocido en persona ni aprendido de ellos.

Tengo alumnos cadetes que estos últimos años han empezado a participar en las Jornadas, que no estaban ni “en proyecto”, cuando nosotros ya estábamos bregando con Le Berre, Lee, Uzawa, De Frutos, Taira…

Y me llama Raúl a mediados de marzo para comunicarme que este año van a ser “los Maddaloni”, los protagonistas de las Jornadas. Y me los nombra, Giani y Giusseppe.

Me quedo confundido, porque a mi el nombre que me suena como “el Maddaloni bueno” es Pino Maddaloni

A Maddaloni lo ví competir el la década de los 90 en que me movía por los torneos internacionales.

Un “morotero” en 73 kgs que siempre estaba entre las medallas.

Resultó primero en los campeonatos de Europa de Oviedo 1998 y en Bratislava en 1999.

Después de decirme esto Raúl, me meto en Internet y confirmo que en efecto, Giusseppe es Pino, y que es un morotero. El tal Giani es su padre, su Profesor y entrenador, que en Italia, es toda una institución como profesor.

Pino resultó campeón olímpico en Sidney 2000 disputando la final al brasileño Tiago Camilo, profesor de las Jornadas el año pasado.

En esta edición las Jornadas se desarrollaran del 8 al 12 de julio

Y las Jornadas esta vez vienen avaladas con el sello de la Unión Europea de Judo que es la organización responsable de regular las normas del Judo en Europa.

Y un año más, y seran veinte las celebradas, en que Raúl Merino y Fernando Méndez, nos brindan la posibilidad de participar en unas Jornadas que por la experiencia adquirida en estas veinte ediciones, podríamos catalogar a las Jornadas de Torrelavega como unas Jornadas con solera.